miércoles, 16 de septiembre de 2015

Una cocina de ensueño y bien equipada sin gastarte una fortuna

Los amantes de los fogones pasamos mucho tiempo en la cocina. Si sois unos cocinillas seguro que estáis de acuerdo conmigo en que esta esta estancia de la casa es un lugar mágico para desconectar de las obligaciones diarias, evadirse y, cómo no, preparar verdaderas obras de arte culinarias con las que pegarse un homenaje o sorprender a nuestros invitados. 

Sin embargo, para sentirnos cómodos, dejar volar nuestra imaginación y convertirnos en auténticos chefs, necesitamos tener una cocina bien organizada y que cuente con todos los elementos necesarios para llevar a cabo nuestro cometido. Esto no significa necesariamente que tengamos que disponer de una cocina enorme, de esas que estamos acostumbrados a ver en las películas (no estaría nada mal, eh?), pero sí que esté bien distribuida, equipada con un mobiliario útil y de materiales resistentes y, por qué no, decorada con un gusto tan exquisito como los platos que saldrán de ella.

Si estás pensando en reformar tu cocina o simplemente quieres introducir algunos cambios que la hagan mucho más práctica y acogedora, toma nota de estos consejos que nos ha proporcionado Leroy Merlin, grandes expertos en la materia. Son muy útiles, te ayudarán a conseguir una cocina más cómoda, duradera y espaciosa, y no te exigirán invertir una fortuna: 

• Antes de elegir la distribución, dibuja un esquema de la cocina. Esto te ayudará a hacerte a la idea de su tamaño y su forma y te ayudará a organizarla. Es un paso muy útil para elegir el mobiliario.

• Si tu cocina es pequeña o tiene poca luz, apuesta por el blanco o los colores fríos en general (azul, verde, morado…) para la encimera o los muebles. Así conseguirás aportar luminosidad a la estancia y crear sensación de amplitud. También puedes conseguir este efecto con puertas lisas, que liberan la estancia, elementos de cristal y accesorios transparentes.





• Si por el contrario, es grande, opta por introducir detalles en tonos cálidos (amarillo, rojo, naranja). Le darán un toque más acogedor. 

• Apuesta por la gama de grises y negros para conseguir un ambiente vanguardista; por la madera si quieres una cocina rústica; o por colores ácidos para crear una atmósfera juvenil y desenfadada. Eso sí, asegúrate de que la grifería, la iluminación y la encimera van acorde con estos ambientes.




• Dale mucha importancia a todos los detalles: asegúrate de que la encimera es resistente, de que el fregadero no acumulará mucha cal… Lo agradecerás a largo plazo. 

• Si quieres una cocina a prueba de golpes apuesta por una encimera de granito y piedra natural; son las más resistentes. Las de cuarzo compacto son otra opción, ya que también son muy fuertes y están disponibles en muchos más colores. 

• Las paredes de la cocina también tienen mucho que decir. Personalízalas con plaquetas, gresite, azulejos cerámicos, pintura y papel pintado resistente a humedad y salpicaduras… Hay infinidad de posibilidades.




• En el suelo, cada vez es más frecuente abogar por un efecto madera, un material que ha dejado de ser vetado en las cocinas gracias a los laminados hidrófugos resistentes al agua y a los suelos cerámicos y vinílicos que reproducen su estética cálida. 

• Si tienes niños en casa, asegúrate de tener espacios para dejar los cuchillos y utensilios peligrosos fuera de su alcance. También es recomendable decantarse por una cocina de inducción, que es más segura.  


Post Patrocinado