martes, 22 de agosto de 2017

Picoteo de lujo en "La Barra de Sandó"... ¡Y apto para celíacos!

Para los amantes del picoteo, de los pinchos, de las barras y de la cerveza, el plan perfecto es La Barra de Sandó, situado a pocos metros de la Gran Vía madrileña y a la vez apartada del bullicio de la capital, ya que está ubicada en el hall del Hotel Santo Domingo. Tras una bonita celosía, este espacio es un remanso de paz para los sentidos y de placer para el paladar, ¿barra, mesa alta o reservado? Una vez sentados, vamos a picar.



Empezamos por un par de pinchos fríos o casi casi tapas, porque conjugan los dos conceptos; eso sí, sea cual sea la opción, será gourmet. Como la Ensaladilla trufada, que al igual que todas sus propuestas tiene un toque de distinción, en este caso las láminas de trufa que la acompañan. Sin duda un clásico de las barras que aquí será un acierto; y un tartar… no se trata de uno al uso, si no de uno muy original y delicioso De foie y setas. 


Ensaladilla trufada.



Y para continuar, algo calentito, como si de un almuerzo normal se tratara pero en su versión más informal. Huevo campero, jamón ibérico y patatas o Costillar de ibérico con su adobo de teriyaki y puré de queso ahumado.


Pulpo braseado con cremoso de trigueros y queso.



Y de postre, sin duda alguna, el Sándwich de chocolate y vinagreta de naranja. En total, la carta recoge unas 25 propuestas a cual más apetitosa…


Sándwich de chocolate y vinagreta de naranja. 



Otra opción es decantarse por alguno de sus menús. Quienes vayan solos pueden optar por el Individual, compuesto por 3 pinchos salados y un postre, con un precio de 20 €. Y si se va en compañía, lo mejor es compartir, el menú para dos personas incluye 5 tapas y 2 postres y cuesta 18 € persona. Y ahora falta la bebida, porque su carta de cervezas es más que apetecible, con una docena de variedades para escoger. Por supuesto también cuentan con una selección de vinos, que están disponibles por copas.

Además, en este restaurante han pensado en los celíacos, que podrán disfrutar de la gran mayoría de sus platos, así que, ¿qué tal una Cazuelita de callos a la madrileña o un Taco de bacalao glaseado con alioli y puré de pimiento asado?

A partir de ahora, quienes paseen o mejor, pasen, por Gran Vía, ya saben donde hacer un alto en el camino o directamente, empezar el día, porque en esta barra, con acceso desde la Plaza de Santo Domingo o desde el hall del hotel, también ofrecen una amplia selección de desayunos. Desde el clásico de café, zumo, bollo o tostada, hasta el completo Desayuno La Barra de Sandó, una inyección de energía para las mañanas largas e intensas que incluye con el café y el zumo recién exprimido, huevos, bacon, cherrys y pan rústico…

La Barra de Sandó cuenta con una elegante barra con cómodos taburetes coronados de terciopelo celeste, 4 mesas altas y bajas con amplías sillas y un colorido reservado con grandes ventanales hacia la animada plaza, que resulta perfecto si se va de pinchos gourmet con amigos. 






LA BARRA DE SANDÓ

Hotel Santo Domingo
Plaza de Santo Domingo, 13. Madrid. 
Precio medio: 24 € por persona